Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Al continuar navegando consideramos que aceptas su instalación. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra
(+ info)

Aceptar
Al volante, siempre 0 (alcohol)
21 de abril de 2017

Al volante, siempre 0 (alcohol)

Al volante debemos sacar más que nunca el Winner que llevamos dentro.

Taxistas, transportistas, camioneros, repartidores… hay muchas personas que su día a día transcurre dentro de un vehículo o sobre una motocicleta. Estas personas tienen que poner los cinco sentidos en la carretera y no pueden tener ni un ápice de distracciones. Por eso, el alcohol nunca debe ser un compañero al volante. Para este grupo de personas que, además, quieren seguir disfrutando, los WIN.0 son una estupenda opción al no tener nada de alcohol. 

Estos profesionales que se pasan el día en carretera, o de un sitio a otro con su vehículo, siempre tienen el riesgo de poder sufrir algún percance, por ello, para poder evitarlos, tienen que centrar toda su atención en la conducción. Por este motivo, no deben beber ni una gota de alcohol durante su jornada laboral para garantizar su seguridad y la de las personas que transportan.

El consumo de bebidas alcohólicas afecta directamente a la persona y, por tanto, a la conducción: alteran el tiempo de capacidad de reacción y las funciones psicomotrices, pueden provocar pérdida de visión, cambian la percepción de las cosas, deterioran la atención del conductor, disminuyen el sentido de la prudencia, provocan que se cometan más infracciones al no ser capaces de seguir todas las señales….

En definitiva, causan graves alteraciones en nuestro organismo que pueden resultar muy peligrosas a la hora de mezclarlas con la conducción. Todos estos efectos se cumplen aunque no se haya ingerido alcohol en gran medida, por ello al volante debemos sacar más que nunca el Winner que llevamos dentro y conducir sin ninguna gota de alcohol.

¡Gracias por vuestra responsabilidad!